BUSCANDO TRABAJO POR INTERNET: CARTAS DE PRESENTACIÓN (PARTE 4 Y FINAL)

¡Hola a tod@s otra vez!

A lo largo de las últimas semanas hemos estado hablando un poco acerca de cómo redactar un CV impecable y de cómo escribir nuestros datos en diferentes perfiles para nuestra búsqueda de empleo utilizando las herramientas que la red de redes, Internet, pone a nuestro alcance hoy día.

Llega ahora el momento de tratar el último punto que suele suponernos un problema en el momento de buscar empleo: la temida carta de presentación. Voy a intentar ayudaros un poco con esto a través de mis experiencias.

CARTAS DE PRESENTACIÓN: REALIDADES Y MITOS

carta_presentacion
Escribir una buena carta de presentación puede resultar frustrante y complicado

A diferencia de un CV o de introducir información en un perfil en un portal de empleo, a la hora de redactar una carta de presentación sí que, en teoría, necesitamos echar mano de nuestra creatividad. No tratamos de recopilar una serie de fríos datos sobre nosotros mismos, sino que al contrario tratamos de darle algo de calor, chispa y humanidad al perfil que hemos desarrollado para estimular el interés y la curiosidad del reclutador/a o del ofertante de empleo al que nos dirigimos.

“…a la hora de redactar una carta de presentación […] necesitamos echar mano de nuestra creatividad…”

Y eso no es fácil. Es más, puede resultar bastante paralizante. En especial si pretendemos personalizar cada carta que realicemos para cada oferta a la que nos presentemos.

Los primeros problemas que nos vamos a encontrar, aparte de no saber ni por dónde empezar a redactar la carta :(, tienen que ver con decidir el estilo que vamos a usar, la longitud de la carta, qué información relevante queremos destacar y cual omitir, y cómo darle al mensaje un algo que lo haga destacar entre el resto.

Mi experiencia: como no soy ni seré nunca un escritor afamado, y no entra dentro de mis virtudes la escritura de prosa de calidad, el proceso de redactar una carta de presentación a mi se me antoja bastante frustrante y cuesta arriba. Y, para qué negarlo, siento que pierdo mi tiempo cuando intento redactar una carta personalizada.

“…el proceso de redactar una carta de presentación a mi se me antoja bastante frustrante…”

Esta es, parar bien o para mal, la realidad de muchos de nosotros/as. Si todos fuésemos brillantes escritores no estaríamos solicitando un puesto de contable, ¿no?.

Ahora bien, el mito es que es estas cartas son clave para destacar y llamar la atención de los reclutadores… algo que, a lo largo de lo vivido en los últimos meses, yo he empezado a dudar seriamente. Luego me explicaré, pero antes…

CÓMO AFRONTAR LA CARTA DE PRESENTACIÓN

Cuando estuve trabajando en mi perfil con mi consultora ella me ayudó a recopilar toda la información necesaria sobre mi experiencia profesional, cómo darle un aire serio y proactivo, y finalmente cómo redactar una serie de documentos con esta información para hacerla brillar: un buen CV, texto para usar en mis perfiles, y finalmente una carta de presentación.

Juntos elaboramos una carta fenomenal con toda la información que, utilizada como base, podía adaptarse a cada oferta a la que aplicase quitando (en general) los trozos que no supusieran una gran ventaja para el empleador, con ánimo de mantener la carta algo más breve.

En general, llegados a este punto os recomiendo que en principio redactéis una carta detallada, en estilo formal sencillo y NO PEDANTE (evitemos fruslerías gramaticales), indicando:

  • Qué oferta solicitáis
  • Porqué os interesa
  • Porqué creéis que encaja con lo que sabéis hacer: indicamos aquí nuestras aptitudes, cómo las desarrollasteis (experiencia profesional previa, estudios, etc.) y qué podemos aportar en particular a la empresa a la que nos dirigimos
  • Cierre invitando a establecer contacto con vosotros en tal dirección de correo o tal teléfono (en este último caso, recomiendo incluir horario en el cual estaremos disponibles para contacto, compatible con los horarios de las empresas a las que nos dirijamos claro)

Que ocupe una cara de un folio DIN A4 máximo, a ser posible. Como dije antes, esta carta nos permitirá jugar de cara a minimizar el trabajo futuro.

Aunque todavía no hemos terminado…

PROBLEMAS EN EL PARAÍSO

Bueno, tenemos nuestra carta enoooorme con todos los detalles, pulida y llena de proteínas. Todo parece genial: vamos a copypastear el texto en todas las ofertas que solicitemos y, cambiando esto y lo otro, lo tenemos hecho.

Pronto descubriremos un problema: en muchos sitios, el espacio permitido para incluir un texto de introducción personal es sensiblemente más corto que lo que ocupaba nuestra carta. Es demasiado texto. No bueno.

“…el espacio permitido […] es sensiblemente más corto que lo que ocupaba nuestra carta…”

Además, incluso si tenemos espacio suficiente para todo el texto existe la posibilidad de que caigamos en una sibilina pero mortal trampa: aparecer como sobrecualificados.

TOCHAZO
Desgraciadamente, es tal como suena

Seamos sinceros/as. Si somos un reclutador y tenemos que examinar tochocientos perfiles al día, y todos y cada uno de ellos vienen de gente que se cree la bomba y te escriben esas parrafadas infumables, pues te entran ganas de suicidarte por la vía rápida :$. En otras palabras: ese tocho no se lo va a leer nadie, y lo que es peor, puede jugar en nuestra contra enviar todo ese texto tal cual, sin importar lo “pulido” que esté.

“…ese tocho no se lo va a leer nadie, y lo que es peor, puede jugar en nuestra contra…”

¿Es entonces un desperdicio hacernos esa carta tan larga?. NOOOO.

Lo que tenemos que hacer es usarla de plantilla y, cuando apliquemos a una oferta, deshacernos de todo el texto que no nos ayude a despertar el interés del reclutador, quedándonos con 2 parrafitos de 4 o 5 líneas máximo cada uno. De esta manera no tenemos que redactarlos desde cero.

“…usarla de plantilla y […] deshacernos de todo el texto que no nos ayude…”

Esas serán las cartas que debemos adjuntar con nuestro CV cuando apliquemos a una oferta. Breves, concisas y al grano, no queremos aturdir a nadie con una ensalada de letras.

Aunque existe una tercera opción…

DEV=NULL (VOID)

El título de este epígrafe no es una errata ni nada por el estilo. Esto que os voy a plantear ahora os puede parecer impensable pero es lo que yo estoy haciendo ahora mismo, y me funciona.

He dejado de enviar cartas de presentación como tales cuando aplico a ofertas de trabajo.

En general creo que resultan reiterativas, no son leídas por los reclutadores (aunque digan que sí, mentirosillos/as :D), son algo que nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos pero que no nos ayuda demasiado a conseguir la entrevista, y en general simplemente añaden ruido a la comunicación.

Recordemos que queremos dar una imagen de profesionales, gente que va al grano y se centra en lo que resulta efectivo en el trabajo.

Hoy en día casi no envío cartas de presentación. Simplemente me dedico a resaltar brevemente mi interés por la oferta X, el tipo de profesional que soy, e invito a contactar conmigo de las maneras A, B o C. Incluyo teléfono y horario de contacto recomendado. Y eso es todo.

“Hoy en día ya casi no envío cartas de presentación…”

Con esto consigo no pasarme de listo y no disminuir mis opciones con un exceso de texto, la concisión indica que valoro el tiempo de otras personas y transmito que mi tiempo está bastante ocupado también, y dejo que mi CV y mis perfiles hablen por mí. Si no les intereso, la carta no lo va a arreglar (recordemos que no somos ningún premio Nobel de literatura), y si les intereso de todas maneras mirarán mi perfil en LinkedIn y no se leerán la carta, osea que…

Esto es lo que yo estoy haciendo actualmente. Os recuerdo a todos/as los que me leéis que no estáis en ningún caso obligados a seguir mi ejemplo. Si seguís con ganas de redactar vuestra carta de presentación, os he dado unas buenas pautas con las que podemos trabajar y conseguir una decente.

“Os recuerdo […] que no estáis en ningún caso obligados a seguir mi ejemplo..”

DESPEDIDA

Bueno, hemos llegado al final de esta serie de post sobre búsqueda de empleo en Internet. He disfrutado mucho contandóos mis experiencias en el tema y lo que, humildemente desde mi punto de vista, creo que funciona y lo que no, con ánimo de ayudaros a ser más efectivos y utilizar mejor vuestro tiempo en esta, de por sí, ardua y ominosa tarea.

Espero haberos sido de ayuda, para lo que necesitéis aquí me tenéis, no dudéis en contactarme.

Saludos,

Adrián

Anuncios
BUSCANDO TRABAJO POR INTERNET: CARTAS DE PRESENTACIÓN (PARTE 4 Y FINAL)

BUSCANDO TRABAJO POR INTERNET: EL CV QUE NECESITAS (PARTE 2)

¡Hola de nuevo a tod@s!

Bien, en esta ocasión vamos a hablar acerca de cómo conseguir un Curriculum Vitae (en adelante CV) más efectivo para vuestra búsqueda de empleo por Internet, qué necesitamos tener en cuenta y cómo estructurarlo con mayor lógica y eficiencia.

Cuando nos decidimos a buscar una ocupación para darle uso a nuestras cualificaciones y titulaciones profesionales el primer paso creo que debe ser elaborar un CV a la altura. Escribir un buen CV que consiga llamar la atención de reclutadores y empleadores es un paso CLAVE y de su buena elaboración depende gran parte del futuro éxito de nuestros esfuerzos.

“Escribir un buen CV que consiga llamar la atención de reclutadores y empleadores es un paso CLAVE…”

Pero para esto debemos entender primero cómo funciona la jungla del empleo en el Internet de hoy…

Cómo hice mi actual CV: mi experiencia

Cuando terminé mi Master MGI y recibí mi título a finales de Abril de 2015 reconozco que estaba un poco perdido acerca de cómo enfocar la búsqueda del empleo de manera lo más efectiva posible, ya que quería tener un contrato antes del fin del verano. Tenía muy claro que necesitaba entender el proceso para dominarlo y llegar a tener más entrevistas personales y más posibilidades de encontrar el empleo que quería, que lanzase mi nueva carrera profesional de alguna manera.

“Cuando terminé mi Master MGI […] estaba un poco perdido […] necesitaba entender el proceso para dominarlo y llegar a tener más entrevistas…”

Esto es más fácil de decir que de hacer, no nos engañemos. Y no me considero ningún gurú del tema.

El primer mes, Mayo, lo pasé básicamente probando estrategias de búsqueda, intentando entender cómo funcionan los perfiles de Internet, dónde encontrar las ofertas que me interesaban, y por qué no conseguía entrevistas a pesar de tener un perfil muy bueno par muchos de los puestos. A finales de mes y principios de Junio empecé a ampliar mi búsqueda a portales de empleo el Reino Unido para aumentar el “pool” de ofertas potenciales… y así llegué a entablar contacto con una consultora profesional de CVs británica, algo que no sé si existe en España.

“…llegué a entablar contacto con una consultora profesional de CVs británica…”

Esta persona resultó crucial para cambiar las tornas de mi búsqueda y hacerla infinitamente más exitosa, un vuelco total. Revisó mi CV y me indicó los problemas que veía, qué era necesario reflejar, qué lenguaje y estilo narrativo usar, cómo ser más efectivo con el espacio, etc etc. Me costó mi dinero, pero considero que fue una de las mejores inversiones que he hecho jamás.

Básicamente, me hizo replantearme TODO lo que había estado haciendo hasta ese momento. Juntos reconstruimos el CV a partir de muchas preguntas que me hizo sobre mis titulaciones y experiencia profesional, y lo convertimos en una eficiente máquina de conseguir entrevistas. Lo que voy a contar a partir de ahora os va a ayudar a conseguir mayor éxito en la búsqueda de empleo además de ahorraros unos dineros en consultoría, así que atentos/as.

“Lo que voy a contar a partir de ahora os va a ayudar a conseguir mayor éxito en la búsqueda de empleo además de ahorraros unos dineros en consultoría…”

ENTENDER INTERNET

Lo primero que debemos hacer es hacer búsquedas de ofertas de empleo que nos interesen y para los cuales estemos cualificados/as, tanto en buscadores generalistas (Google, Yahoo!, Bing) como dentro de portales de empleo que conozcáis o vayáis encontrando (como Infojobs, Monster, y demás). Dedicadle unos ratos a esta tarea, porque nos va a ayudar a enfocar y centrar nuestro CV y perfiles de Internet a posteriori.

En muchas ocasiones los empleadores pedirán una experiencia absurda en las ofertas para considerar candidatos (muy “Typical Spanish“, por cierto), pero esto no nos importa. Lo que nos importa es encontrar las PALABRAS CLAVE, palabras de jerga profesional que se repiten en ofertas de empleo similares una y otra y otra vez.

“Lo que nos importa es encontrar las PALABRAS CLAVE, palabras de jerga profesional que se repiten en ofertas de empleo…”

Tal vez pueden ser ciertos tipos de cualificaciones (lo que nos da pistas acerca de posibles áreas de mejora personal para el futuro), aunque lo más normal es que sean cosas que hemos hecho en prácticas / carrera / master. Nos interesa ver la manera en que los empleadores las definen, y buscar patrones que se repitan para incorporarlos a nuestro futuro CV.

¡OJO!, aquí no estamos diciendo que se incluya información falsa o inexacta en vuestro CV, porque os pillarán seguro, sino adaptar el lenguaje de nuestro CV a lo que las empresas necesitan y buscan.

“…adaptar el lenguaje de nuestro CV a lo que las empresas necesitan y buscan…”

PALABRAS CLAVE

Es importante entender también cómo las empresas, nuestros potenciales empleadores, utilizan a los portales de empleo para encontrar candidatos para sus puestos vacantes.

En la mayoría de ocasiones, la primera barrera que debemos pasar para llegar a la entrevista personal es una persona trabajando en un portal de empleo. Estos profesionales de los Recursos Humanos (en adelante RRHH) aplican filtros utilizando palabras clave a la hora de seleccionar los perfiles de los candidatos que responden a una determinada oferta en concreto. Debemos entender que si no fuera por estos sistemas de filtro su trabajo sería muy complicado debido a la gran cantidad de solicitudes que en ocasiones reciben.

“…la primera barrera que debemos pasar […] filtros utilizando palabras clave a la hora de seleccionar los perfiles de los candidatos…”

Si las palabras clave que estas personas buscan no están localizables en vuestro CV / perfil, lo normal es que no pasemos esta prueba. Por eso esta primera fase es tan importante. Lo que estamos haciendo aquí es aplicar estrategias de SEO básicas, adaptándolas a nuestras necesidades.

Bien, ahora que tenemos una lista de palabras clave de empleos para los que podemos ser candidatos potenciales, es el momento de redactar un CV que indique profesionalidad y que haga picar la curiosidad de un empleador. Pero, ¿cómo?. Veámoslo…

Tipos de CV

Existen diversos tipos de estructura que se pueden adoptar a la hora de realizar un CV, dependiendo de lo que necesitemos transmitir y de nuestra experiencia profesional: para un recién licenciado importan más las cualificaciones profesionales e indicar productividad y ganas de aprender y mejorar, para un profesional consumado es más complicado saber recortar la experiencia acumulada menos relevante para un puesto, para una persona que se reincorpora de nuevo al mercado de trabajo o que cambia de profesión indicar aptitudes relevantes resulta clave, etc.

“Existen diversos tipos de estructura […] dependiendo de lo que necesitemos transmitir y de nuestra experiencia profesional…”

Picando en el siguiente enlace tenéis algunos ejemplos de diferentes tipos de CV. No existe, pues, una tipología única para esto. Y tengo que admitir que la mayoría de los ejemplos disponibles en webs de empleo no me gustan demasiado y no ayudan para nada a la gente que necesita realizar el ejercicio de enfrentarse a la realización de un buen CV, ¡con lo importante que es!.

Lo que yo os recomiendo es un CV con estructura cronológica inversa, es decir, se indica primero lo último que hemos hecho, y remontamos a partir de ahí. Es la estructura que más me gusta y la que creo más útil y relevante para casi cualquier oferta. Hablamos aquí de ofertas típicas… cuando elaboramos un CV para puestos que requieran gran creatividad o cierta visión artística, el cielo es el límite :).

“Lo que yo os recomiendo es un CV con estructura cronológica inversa…”

ESTRUCTURA DEL CV

Bueno, por fin podemos entrar en materia de verdad. Todo lo que hemos visto hasta ahora se puede considerar introductorio. El meollo del tema está en redactar el CV una vez tenemos todas las piezas del puzzle desparramadas por el suelo.

Antes de empezar, haceos una lista en un papel con vuestros distintos empleos por orden cronológico inverso, con fechas de entrada y salida, etc. Lo mismo con vuestras distintas cualificaciones y titulaciones varias. Idiomas, lo mismo. Y pensad un poco en cuales resultan más relevantes para las ofertas a las que os queréis dirigir, y qué aptitudes hemos demostrado en esos puestos. Armaos unas buenas listas, pues con todo este material ya recopilado será más fácil trabajar en el CV que queremos / necesitamos.

Lenguaje y estilo narrativo del CV: queremos demostrar asertividad y capacidad para encajar retos y tener un desarrollo profesional que provoque un impacto positivo en la empresa en la que aterricemos. Para ello no dudéis en utilizar verbos que transmitan lo geniales que sois, y que os lo creéis. De nuevo, no buscamos mentir aquí, pero sí transmitir proactividad y un aura positiva en torno a nuestras capacidades y potencial.

Nos tenemos que centrar en nuestros logros dentro de cada puesto, destacando las tareas que hemos llevado a cabo y qué hemos aportado a las mismas.

Os pongo un ejemplo de mi propio CV hablando de mi experiencia de prácticas del Master MGI:

“Asumí periodo de prácticas como técnico en un entorno industrial con 36 líneas de producción las 24h, como miembro del departamento de Calidad, desarrollando las tareas del puesto con flexibilidad, logrando un entendimiento completo del rol”

Si os fijáis bien, aquí no decimos más que estuve de prácticas en la empresa ABC y que aprendí a hacer mis tareas, como cualquiera. Pero hemos intentado que suene un poco mejor que eso, ¿no?. Os pongo otro ejemplo:

“Comprobé el cumplimiento de las especificaciones de marketing de los nuevos productos, verificando que tanto el producto como su empaquetado seguían las directrices establecidas, tanto legales como propias de la empresa”

Una tarea rutinaria (hacer una checklist de verificación) hacemos que suene más “cutting edge“. Aquí no hay ninguna mentira, pero sí embellecer un poco lo mundano. Pues a aplicarse el cuento.

Es el momento de incorporar elementos que indiquen iniciativa personal, como esos Excel que le haces a tu jefe y que te quedan tan currados con todos los datos, las gráficas y demás. Pues eso lo ponemos de manera que suene fantástico. Nos estamos vendiendo aquí, tanto a las personas que filtran perfiles en una web de empleo como al potencial empleador.

¿Dónde usar todo esto?. Seguid leyendo y lo veréis enseguida.

Tipos de letra

Yo uso Arial Narrow para el CV, tamaño 12 para títulos (en mayúsculas) y 11 para el texto general. Un tipo de letra Narrow te permite meter más texto manteniendo el número de páginas máximo en 2. También estrechamos los márgenes al mínimo imprimible, por la misma razón.

Usad un tipo de letra sin serifa y sencillo de leer. A mí me gusta Arial o Helvetica, pero aquí cada uno que elija la que más le guste, pensando de nuevo en las personas que lo van a leer.

Estructura del CV

Esto ya es un tema serio. Todo lo que hemos hablado del estilo narrativo del CV lo vamos a utilizar ahora. Elementos que yo incluyo en mi CV actual son:

  1. Lo primero, un cuadro con mi nombre, teléfono, Email principal o de trabajo y la dirección de mi perfil LinkedIn en español. No incluyo dirección porque para qué, es mejor ser contactado por Email o teléfono. NO PONGO FOTO: la foto raramente te va a favorecer para llegar a la entrevista, y lo normal es que te perjudique
  2. Frase en negrita que indique el tipo de profesional que sois, por ejemplo: Técnico Superior en ABC, Profesional de la Docencia a Distancia, etc
  3. Resumen de no más de 6 ó 7 líneas en el que os describís como profesional: este resumen es una PIEZA CLAVE del CV, y muy poca gente lo incluye. Es la ocasión perfecta para definir vuestras aptitudes profesionales y venderos  incluyendo todas las palabras clave que hemos visto en nuestras búsquedas así como verbos que indiquen proactividad y seguridad en dichas capacidades. Os pongo mi resumen para que os hagáis una idea:

    “Recientemente he conseguido grado de Master en Gestión Integrada, una certificación superior centrada en la gestión de la Calidad Total para cualquier empresa u organización. Además, cuento con experiencia profesional dentro de la fabricación de alimentos a nivel industrial: seguimiento y realización de informes / registros para aseguramiento de la calidad y seguridad alimentaria. Mi experiencia incluye la gestión de no conformidades y la introducción de mejoras en los procesos de acuerdo con las Buenas Prácticas de Fabricación (BPF), así como un robusto conocimiento aplicado de los estándares ISO y APPCC. Me considero un buen comunicador, que entiende los aspectos técnicos del trabajo y está preparado para aceptar mayores responsabilidades en el mantenimiento de altos estándares de calidad, y busco un rol donde mis habilidades se pongan a prueba.”

    Notad cómo incluyo muchas palabras clave (ISO, APPCC, Calidad, Seguridad Alimentaria, etc) y como el tono es muy positivo. Intentamos picar al seleccionador para que quiera leer más sobre nosotros.

  4. A continuación entramos en la sección educación y calificaciones profesionales. Aquí, por orden cronológico inverso (incluyendo fechas y nombre de la calificación), hacemos una muy breve descripción del enfoque de la misma (una frase) y donde nos convenga incluimos los logros clave conseguidos a modo de bullet points. Logros como proyectos, tareas realizadas con especial mérito, lo que sea que merezca la pena destacarse
  5. Sección experiencia profesional. Igual que antes, por orden cronológico inverso (incluyendo fechas, nombre del puesto y empresa). Incluimos logros / responsabilidades acometidas como bullet points, con enfoque a como cada tarea supuso un logro personal de algún tipo, tal y como lo describimos previamente. Yo sólo incluyo las 2 últimas experiencias profesionales RELEVANTES por razones de espacio
  6. Sección carrera anterior / previa: no nos explayemos aquí, simplemente incluimos un brevísimo resumen de un par de frases con la relación de roles realizados, más que nada para que se vea una progresión profesional, un pasado
  7. Sección tecnología: describimos nuestras habilidades con MS Office, SAP, Photoshop o el software que sea que sepáis manejar con soltura
  8. Sección idiomas: incluimos una breve frase describiendo qué idiomas habláis y a qué nivel, incluyendo titulaciones si tenemos espacio
  9. Sección final para otra información: hacemos una breve relación de intereses e inquietudes, a ser posible que puedan tener algún interés o aplicación para la labor profesional que buscamos realizar

Debemos tener en cuenta no pasarnos de 2 páginas, recortando y readaptando el texto si es necesario. Cuando hayamos terminado, exportamos el documento a PDF y lo imprimimos para ver cómo queda. Muchos reclutadores de personal van a ver ese PDF y lo van a imprimir, por lo tanto el resultado tiene que ser funcional, fácil de leer, la información que necesitan leer debe resultar localizable, y tiene que dar un “feeling” de robustez y de persona que sabe lo que quiere.

Por tanto, hay que dedicarle tiempo y mimarlo y pulirlo y exponerlo a crítica y mejorarlo y todo eso. Cuando consideremos que está bien pulido, lo usaremos como plantilla para nuestros perfiles de Internet. Queremos transmitir un mensaje consistente y sólido, por lo tanto tenemos que usar en nuestros perfiles un estilo narrativo similar, básicamente decir lo mismo pero ampliado.

Aunque acerca de perfiles en webs de empleo hablaré en el próximo post.

Comentad lo que os parece y si creéis que debo añadir algo o comentar detalles en mayor profundidad. Estoy buscando ayudar a compañeros/as en situación parecida a la mía, así que no dudéis y mandadme vuestros comentarios / críticas.

Espero haberos servido de ayuda, lo digo con sinceridad.

Saludos,

Adrián

BUSCANDO TRABAJO POR INTERNET: EL CV QUE NECESITAS (PARTE 2)