Frío glacial…

Saludetes a tod@s. Nueva entrada en el Blog, en esta ocasión debido a algo como lo que se ve en esta imagen…

No es mi coche pero bien podría haberlo sido...
No es mi coche pero bien podría haberlo sido…

Esta mañana noté un frío salvaje al salir de casa, totalmente glacial. El coche estaba más congelado que el lago Baikal… me costó un buen rato deshelarlo, tuve que usar alcohol en el parabrisas (viejo truco). El caso es que al arrancarlo, me fijo en el indicador de temperatura exterior: ponía -16°C. “No puede ser” me digo… pero era. Empiezo a notar que las manos me duelen horriblemente, sujetar el volante es un suplicio por lo helado que está, mi cuerpo tiembla incontroladamente, la temperatura es de congelación instantánea.

No he pasado un frío tan atroz en mi vida, una sensación tan heladora tan profunda y tan rápida. Se te escapa el calor y la vida a la velocidad de la luz. Donde más se nota es en las manos, es que dejas de sentirlas súper rápido y todo lo que percibes es dolor, y punto. Eso en unos segundos en el exterior. ¡Pero que frío, la leche!.

Así que ahora ha dejado de nevar, pero a cambio en Aguilar estamos pasando un frío que pa qué. Ni siquiera Salamanca es tan fría. Y eso es todo por el momento. Bueno, un saludo y hasta la próxima.

Adrián A. García

EDIT: una imagen del día siguiente, en el que hizo -9ºC

Panel de control de mi coche. No hagáis caso de la hora, que el reloj está como una cabra xD, pero el termómetro sí que es fiable. Lamento no haber tomado una foto de los -16ºC, temperatura récord para mí.

Pero bueno, no todo es malo cuando nieva. También se producen imágenes como la siguiente, que yo encuentro inolvidables…

De camino a mi coche, este es el paisaje de campos nevados que, una semana después del temporal, todavía puede contemplarse en Aguilar.
Frío glacial…