RESUMEN DE 2016: NADA CAMBIA PARA QUE TODO CAMBIE…

¡Hola de nuevo a todos/as!

¡Vaya!. Ha pasado más de un año desde mi última entrada. Antes de nada mis disculpas por no ser más comunicativo. Uno entra en las rutinas del día a día y desgraciadamente tiende a olvidarse de la necesidad de mantener vivos los puentes con todas esas personas que han pasado por tu vida y con las que de verdad merece la pena mantener el contacto.

“En esta entrada voy a resumir mis experiencias del pasado año, 2016.”

En esta entrada voy a resumir mis experiencias del pasado año, 2016. Empecé el año continuando mi trabajo como Quality Controller en Crediton Confectionery, la empresa de las chuches :). Aquí en el Reino Unido, en el condado de Devon, al Sur-Oeste  del país.

 

img_0033
Panorámica del Quay (muelle fluvial) de Exeter. Me encanta pasear por el Quay, es pintoresco y muy agradable, especialmente en primavera y verano

En la última semana de enero de 2016 el turno de noche fue eliminado, junto con los consiguientes puestos de trabajo. Durante 3 días la fábrica cerró y nadie tuvo trabajo que hacer hasta que se reorganizaron los envíos de pedidos. Mi puesto de trabajo no corrió peligro inmediato, pero la situación, lejos de mejorar, se mantuvo tensa hasta bien entrado mayo de ese año. Aparte de los despidos, numerosos trabajadores experimentados fueron, poco a poco, marchándose de la empresa como un incesante goteo. Entendible, pero en lo personal fue triste ver marchar a algunas personas que se habían convertido en grandes amigos, y que lo siguen siendo todavía hoy (como Manuel el maño, es un crack xD). No se recuperó el ritmo de producción hasta bien entrado junio, y se mantuvo alto hasta el periodo navideño.

“[…] me puse a buscar empleo de nuevo con gran ahínco, desde febrero de 2016 […], por lo que pudiera pasar.”

Por todo esto me puse a buscar empleo de nuevo con gran ahínco, desde febrero de 2016, a pesar de mantener mi puesto de trabajo sin problemas, por lo que pudiera pasar. Esta vez utilicé agencias de empleo locales en Exeter y regionales de todo Devon para aumentar mi red de contactos y las posibilidades de recibir una oferta interesante. De estos esfuerzos surgió una entrevista presencial el mismo febrero para una factoría de productos lácteos en Cumbria, al norte del país casi rozando Escocia. Me tomé un día libre, alquilé un coche para llegar hasta allí (mi primera vez conduciendo por la izquierda, y es un viaje de 7 horas :$), y pasé la noche en un hotel baratillo en Manchester.

“Esta vez utilicé agencias de empleo […]. De estos esfuerzos surgió una entrevista presencial […] para una factoría de productos lácteos.”

La entrevista en sí fue muy bien, me ofrecían 3000 libras más al año por mi trabajo de lo que estaba ganando en Crediton, y la empresa era bastante buena. Lo peor es que me pidieron una segunda entrevista presencial unos días después y la verdad, tras el gasto de más de 200 libras entre alquiler del vehículo, gasolina, comida y hotel me veía en la situación de tener que soltar otras 200 sin tener la certeza de ser contratado. Y perdiendo 2 días de trabajo casi seguidos. Rechacé la oferta al final.

“…esta experiencia me hizo darme cuenta de 2 cosas: […] necesitaba poseer un vehículo […], y tenía que ser más selectivo con las empresas y los puestos a los que estaba aplicando…”

Pero esta experiencia me hizo darme cuenta de 2 cosas: la primera, necesitaba poseer un vehículo para moverme con más comodidad por el país y poder desplazarme hasta el trabajo si surgía la necesidad, y la segunda, tenía que ser más selectivo con las empresas y los puestos a los que estaba aplicando, para evitarme gastos y dolores de cabeza innecesarios, así como para evitar a las empresas perder su tiempo. Ni corto ni perezoso, con la compañía de Manuel (compañero del trabajo), visité varios concesionarios de segunda mano en Exmouth (cerca de Exeter) y me agencié un humilde cochecillo japonés con el que estoy muy contento: un Mitsubishi Colt de 2009 azul :).

a0985b10-cd47-49a0-8284-5754086d1838
Mi cochecillo, Mitsubishi Colt 2009 azul. Es mono, y va muy bien. Voy siempre con el navegador puesto, eso sí :$

De esta manera, seguí trabajando en Crediton Confectionery mientras, de entre todas las ofertas que recibía diariamente, buscaba alguna que me permitiera aumentar mi salario, ofreciera una buena experiencia de la que aprender todo lo posible, y que fuese interesante desde el punto de vista del desarrollo profesional.

“Tuve muchas entrevistas telefónicas entre mayo y agosto de 2016…”

Tuve muchas entrevistas telefónicas entre mayo y agosto de 2016, tantas que es imposible enumerarlas. Varias cada semana. Mi perfil parecía funcionar para los reclutadores, pero al final no llegaba a tener una entrevista personal en la mayoría de casos, lo cual resultaba bastante frustrante.

“En agosto de 2016 tuve una segunda entrevista personal con una empresa que fabricaba equipos médicos…”

En agosto de 2016 tuve una segunda entrevista personal con una empresa que fabricaba equipos médicos para ayudar a enfermeros/as a mover pacientes de escasa movilidad o delicados sin hacer esfuerzos. La entrevista fue interesante y esta empresa estaba cerca de Crediton, aunque entendí al salir que no me llamarían porque el puesto era Quality Controller y durante la entrevista los derroteros fueron hacia el “Management” (gestión) puro y duro. Creo que se dieron cuenta al hablar conmigo de que quizás estaba demasiado cualificado para el puesto, y ellos necesitaban a otra persona más “manejable”.

“…a finales de octubre Crediton Confectionery entró en proceso administrativo…”

Tras volver de mis vacaciones en septiembre en España, el trabajo me mantuvo muy ocupado y, durante un tiempo, dejé de enviar candidaturas. Hasta que a finales de octubre Crediton Confectionery entró en proceso administrativo por impago de impuestos. La empresa debía gran cantidad de dinero al fisco británico. Aunque la fábrica no cerró, simplemente cambió de nombre y razón fiscal, estaba claro que la situación de la misma era inestable, y tenía que seguir en mis esfuerzos por encontrar un puesto de trabajo mejor.

“Y de esta forma llegó diciembre de 2016 […] Mis planes laborales pasan por […] marcharme y tener tiempo para buscar trabajo en Bristol…”

Y de esta forma llegó diciembre de 2016. Reservo mis vacaciones de Navidad para el día 15 de ese mes, 2 semanas. Compro billetes de avión, preparo mi maleta. Mis planes laborales pasan por continuar en la empresa hasta pasadas mis vacaciones de Semana Santa de 2017, y luego, con lo ahorrado, marcharme y tener tiempo para buscar trabajo en Bristol, una gran ciudad portuaria a 1 hora en coche de Crediton en dirección norte. A menos que tuviera una oferta en firme de otra empresa, ese era mi plan.

“…días antes del 15 de diciembre  de 2016 recibí una llamada de una agencia de empleo…”

Unos días antes del 15 de diciembre  de 2016 recibí una llamada de una agencia de empleo en el condado de Kent, justo al lado de Londres. Una agente me informó de una empresa local que buscaba un Quality Controller / Quality Auditor para una empresa de café en Dartford, Kent, y que mi perfil le ha gustado al director de calidad de la misma. Esta persona me comenta que el hombre que me quiere entrevistar ha rechazado a 5 candidatos/as, enumera las razones del rechazo de cada uno de ellos/as, y me pregunta si quiero aceptar el reto de desafiar a quien podría ser mi nuevo jefe a una entrevista personal por teléfono.

¡Claro que lo acepto!

“…entrevista para el miércoles 14 de diciembre […] Me paso el fin de semana investigando…”

Fijamos entonces la entrevista para el miércoles 14 de diciembre, justo un día antes de mi vuelo. Me paso el fin de semana investigando al director de calidad de UCC Coffee UK, empresa japonesa número 3 mundial en el negocio del café (detrás de Nescafé y Mondélez, 2 gigantes), a la empresa en sí, al negocio del café, a la maquinaria industrial, los problemas de la calidad en el café… un sinfín de cosas porque quiero estar preparado, quiero dejar una buena impresión en esta persona.

Y por fin llega el momento de la llamada.

“…así empezamos una conversación profesional que se alargó y alargó y alargó. Terminamos hablando por teléfono casi 3 horas.”

Attul Desai, director de Calidad de UCC Coffee UK, al otro lado del teléfono. Nervios que hay que dominar. Attul me indica que hablaríamos unos 30 minutos y luego decidiría si hacíamos la entrevista personal. Asiento. Me pregunta por mis estudios y experiencias, siendo extraordinariamente incisivo. Y así empezamos una conversación profesional que se alargó y alargó y alargó. Terminamos hablando por teléfono casi 3 horas. Y entonces me preguntó cuánto quería ganar si me contrataba, y yo dije que lo máximo que ofreciese. Y Attul entonces me dijo que me lo conseguiría, y que si quería el puesto, era mío ahí mismo.

Lo acepté en el acto.

“…he cambiado de empresa nada más comenzar 2017. Final feliz :).”

Y por eso he cambiado de empresa nada más comenzar 2017. Final feliz :). Estad atentos/as porque en breve publicaré la segunda parte acerca de mis impresiones iniciales de mi puesto como Quality Controller / Quality Auditor en mi nueva empresa, UCC Coffee UK & Ireland.

Hasta entonces, saludos,

Adrián

RESUMEN DE 2016: NADA CAMBIA PARA QUE TODO CAMBIE…