Buscando trabajo por Internet: cosas que funcionan y cosas que no… (Parte 1)

Bueno, hola a todos de nuevo. Tras muchos meses, aquí está Adrián de vuelta al Blog. Mucho tiempo ha pasado desde la última entrada, la vida me ha mantenido ocupado. Pero llevo un tiempo dándole vueltas a un cierto asunto sobre el cual quería escribir y entrar en detalles.

Estamos en octubre casi en noviembre de 2015 y, después de las prácticas en Gullón (por las que estoy inmensamente agradecido), y de la ceremonia de graduación del Master MGI en abril, me encuentro actualmente trabajando en el RU para una empresa de alimentación, dando pasos adelante en mi carrera profesional.

“…¿qué ocurrió entre mayo y agosto de este año, durante esos 3 meses y medio?. Estuve buscando empleo activamente por Internet…”

Sin embargo, ¿qué ocurrió entre mayo y agosto de este año, durante esos 3 meses y medio?. Estuve buscando empleo activamente por Internet, y sólo por Internet. O mejor dicho, tratando de entender cómo funciona el proceso para obtener mejores resultados y, en definitiva, conseguir el puesto de trabajo que quería y dónde quería (en el extranjero, por razones largas de explicar, quizás para algún futuro post).

Ojalá buscar trabajo por Internet fuera así de fácil...
Ojalá buscar trabajo por Internet fuera así de fácil…

El primer problema que tuve fue elaborar un buen CV. Todos tenemos nuestras ideas de cómo hacer esto, mejor o peor. Que si pongo mi experiencia primero, que si no tengo experiencia relevante qué pongo, que si estudios primero, que si tal, que si foto, que si cual, etc. En este sentido importa tanto los datos que incluimos así como la manera en que los describimos.

“El primer problema que tuve fue elaborar un buen CV…”

El segundo problema fue registrar mi perfil personal en absolutamente todos los portales de empleo que pude. ROLLAZO pero muy necesario. Entraremos en detalles más adelante.

El tercer problema es entender qué es lo que se busca en el tipo de trabajo que quiero, dónde buscarlo, cómo buscarlo: en definitiva, manejar y comprender cómo funcionan las palabras clave, cómo utilizan las búsquedas las personas que trabajan en los portales de empleo, cómo seleccionan a los candidatos… cómo ponerse en su piel y hacerles la vida más fácil.

“El tercer problema […] manejar y comprender cómo funcionan las palabras clave…”

Y luego, por supuesto, las entrevistas de trabajo, que también se las traen.

Estos y otros asuntos serán los que iré desgranando en futuros post de esta serie para que todos vosotros podáis beneficiaros de lo que (según mi experiencia) me ha funcionado, y de lo que no, ahorrándoos tiempo y posiblemente dinero.

Estad atentos pues a los próximos días.

Saludos,

Adrián.

Buscando trabajo por Internet: cosas que funcionan y cosas que no… (Parte 1)