RESUMEN DE 2016: NADA CAMBIA PARA QUE TODO CAMBIE…

¡Hola de nuevo a todos/as!

¡Vaya!. Ha pasado más de un año desde mi última entrada. Antes de nada mis disculpas por no ser más comunicativo. Uno entra en las rutinas del día a día y desgraciadamente tiende a olvidarse de la necesidad de mantener vivos los puentes con todas esas personas que han pasado por tu vida y con las que de verdad merece la pena mantener el contacto.

“En esta entrada voy a resumir mis experiencias del pasado año, 2016.”

En esta entrada voy a resumir mis experiencias del pasado año, 2016. Empecé el año continuando mi trabajo como Quality Controller en Crediton Confectionery, la empresa de las chuches :). Aquí en el Reino Unido, en el condado de Devon, al Sur-Oeste  del país.

 

img_0033
Panorámica del Quay (muelle fluvial) de Exeter. Me encanta pasear por el Quay, es pintoresco y muy agradable, especialmente en primavera y verano

En la última semana de enero de 2016 el turno de noche fue eliminado, junto con los consiguientes puestos de trabajo. Durante 3 días la fábrica cerró y nadie tuvo trabajo que hacer hasta que se reorganizaron los envíos de pedidos. Mi puesto de trabajo no corrió peligro inmediato, pero la situación, lejos de mejorar, se mantuvo tensa hasta bien entrado mayo de ese año. Aparte de los despidos, numerosos trabajadores experimentados fueron, poco a poco, marchándose de la empresa como un incesante goteo. Entendible, pero en lo personal fue triste ver marchar a algunas personas que se habían convertido en grandes amigos, y que lo siguen siendo todavía hoy (como Manuel el maño, es un crack xD). No se recuperó el ritmo de producción hasta bien entrado junio, y se mantuvo alto hasta el periodo navideño.

“[…] me puse a buscar empleo de nuevo con gran ahínco, desde febrero de 2016 […], por lo que pudiera pasar.”

Por todo esto me puse a buscar empleo de nuevo con gran ahínco, desde febrero de 2016, a pesar de mantener mi puesto de trabajo sin problemas, por lo que pudiera pasar. Esta vez utilicé agencias de empleo locales en Exeter y regionales de todo Devon para aumentar mi red de contactos y las posibilidades de recibir una oferta interesante. De estos esfuerzos surgió una entrevista presencial el mismo febrero para una factoría de productos lácteos en Cumbria, al norte del país casi rozando Escocia. Me tomé un día libre, alquilé un coche para llegar hasta allí (mi primera vez conduciendo por la izquierda, y es un viaje de 7 horas :$), y pasé la noche en un hotel baratillo en Manchester.

“Esta vez utilicé agencias de empleo […]. De estos esfuerzos surgió una entrevista presencial […] para una factoría de productos lácteos.”

La entrevista en sí fue muy bien, me ofrecían 3000 libras más al año por mi trabajo de lo que estaba ganando en Crediton, y la empresa era bastante buena. Lo peor es que me pidieron una segunda entrevista presencial unos días después y la verdad, tras el gasto de más de 200 libras entre alquiler del vehículo, gasolina, comida y hotel me veía en la situación de tener que soltar otras 200 sin tener la certeza de ser contratado. Y perdiendo 2 días de trabajo casi seguidos. Rechacé la oferta al final.

“…esta experiencia me hizo darme cuenta de 2 cosas: […] necesitaba poseer un vehículo […], y tenía que ser más selectivo con las empresas y los puestos a los que estaba aplicando…”

Pero esta experiencia me hizo darme cuenta de 2 cosas: la primera, necesitaba poseer un vehículo para moverme con más comodidad por el país y poder desplazarme hasta el trabajo si surgía la necesidad, y la segunda, tenía que ser más selectivo con las empresas y los puestos a los que estaba aplicando, para evitarme gastos y dolores de cabeza innecesarios, así como para evitar a las empresas perder su tiempo. Ni corto ni perezoso, con la compañía de Manuel (compañero del trabajo), visité varios concesionarios de segunda mano en Exmouth (cerca de Exeter) y me agencié un humilde cochecillo japonés con el que estoy muy contento: un Mitsubishi Colt de 2009 azul :).

a0985b10-cd47-49a0-8284-5754086d1838
Mi cochecillo, Mitsubishi Colt 2009 azul. Es mono, y va muy bien. Voy siempre con el navegador puesto, eso sí :$

De esta manera, seguí trabajando en Crediton Confectionery mientras, de entre todas las ofertas que recibía diariamente, buscaba alguna que me permitiera aumentar mi salario, ofreciera una buena experiencia de la que aprender todo lo posible, y que fuese interesante desde el punto de vista del desarrollo profesional.

“Tuve muchas entrevistas telefónicas entre mayo y agosto de 2016…”

Tuve muchas entrevistas telefónicas entre mayo y agosto de 2016, tantas que es imposible enumerarlas. Varias cada semana. Mi perfil parecía funcionar para los reclutadores, pero al final no llegaba a tener una entrevista personal en la mayoría de casos, lo cual resultaba bastante frustrante.

“En agosto de 2016 tuve una segunda entrevista personal con una empresa que fabricaba equipos médicos…”

En agosto de 2016 tuve una segunda entrevista personal con una empresa que fabricaba equipos médicos para ayudar a enfermeros/as a mover pacientes de escasa movilidad o delicados sin hacer esfuerzos. La entrevista fue interesante y esta empresa estaba cerca de Crediton, aunque entendí al salir que no me llamarían porque el puesto era Quality Controller y durante la entrevista los derroteros fueron hacia el “Management” (gestión) puro y duro. Creo que se dieron cuenta al hablar conmigo de que quizás estaba demasiado cualificado para el puesto, y ellos necesitaban a otra persona más “manejable”.

“…a finales de octubre Crediton Confectionery entró en proceso administrativo…”

Tras volver de mis vacaciones en septiembre en España, el trabajo me mantuvo muy ocupado y, durante un tiempo, dejé de enviar candidaturas. Hasta que a finales de octubre Crediton Confectionery entró en proceso administrativo por impago de impuestos. La empresa debía gran cantidad de dinero al fisco británico. Aunque la fábrica no cerró, simplemente cambió de nombre y razón fiscal, estaba claro que la situación de la misma era inestable, y tenía que seguir en mis esfuerzos por encontrar un puesto de trabajo mejor.

“Y de esta forma llegó diciembre de 2016 […] Mis planes laborales pasan por […] marcharme y tener tiempo para buscar trabajo en Bristol…”

Y de esta forma llegó diciembre de 2016. Reservo mis vacaciones de Navidad para el día 15 de ese mes, 2 semanas. Compro billetes de avión, preparo mi maleta. Mis planes laborales pasan por continuar en la empresa hasta pasadas mis vacaciones de Semana Santa de 2017, y luego, con lo ahorrado, marcharme y tener tiempo para buscar trabajo en Bristol, una gran ciudad portuaria a 1 hora en coche de Crediton en dirección norte. A menos que tuviera una oferta en firme de otra empresa, ese era mi plan.

“…días antes del 15 de diciembre  de 2016 recibí una llamada de una agencia de empleo…”

Unos días antes del 15 de diciembre  de 2016 recibí una llamada de una agencia de empleo en el condado de Kent, justo al lado de Londres. Una agente me informó de una empresa local que buscaba un Quality Controller / Quality Auditor para una empresa de café en Dartford, Kent, y que mi perfil le ha gustado al director de calidad de la misma. Esta persona me comenta que el hombre que me quiere entrevistar ha rechazado a 5 candidatos/as, enumera las razones del rechazo de cada uno de ellos/as, y me pregunta si quiero aceptar el reto de desafiar a quien podría ser mi nuevo jefe a una entrevista personal por teléfono.

¡Claro que lo acepto!

“…entrevista para el miércoles 14 de diciembre […] Me paso el fin de semana investigando…”

Fijamos entonces la entrevista para el miércoles 14 de diciembre, justo un día antes de mi vuelo. Me paso el fin de semana investigando al director de calidad de UCC Coffee UK, empresa japonesa número 3 mundial en el negocio del café (detrás de Nescafé y Mondélez, 2 gigantes), a la empresa en sí, al negocio del café, a la maquinaria industrial, los problemas de la calidad en el café… un sinfín de cosas porque quiero estar preparado, quiero dejar una buena impresión en esta persona.

Y por fin llega el momento de la llamada.

“…así empezamos una conversación profesional que se alargó y alargó y alargó. Terminamos hablando por teléfono casi 3 horas.”

Attul Desai, director de Calidad de UCC Coffee UK, al otro lado del teléfono. Nervios que hay que dominar. Attul me indica que hablaríamos unos 30 minutos y luego decidiría si hacíamos la entrevista personal. Asiento. Me pregunta por mis estudios y experiencias, siendo extraordinariamente incisivo. Y así empezamos una conversación profesional que se alargó y alargó y alargó. Terminamos hablando por teléfono casi 3 horas. Y entonces me preguntó cuánto quería ganar si me contrataba, y yo dije que lo máximo que ofreciese. Y Attul entonces me dijo que me lo conseguiría, y que si quería el puesto, era mío ahí mismo.

Lo acepté en el acto.

“…he cambiado de empresa nada más comenzar 2017. Final feliz :).”

Y por eso he cambiado de empresa nada más comenzar 2017. Final feliz :). Estad atentos/as porque en breve publicaré la segunda parte acerca de mis impresiones iniciales de mi puesto como Quality Controller / Quality Auditor en mi nueva empresa, UCC Coffee UK & Ireland.

Hasta entonces, saludos,

Adrián

RESUMEN DE 2016: NADA CAMBIA PARA QUE TODO CAMBIE…

BUSCANDO TRABAJO POR INTERNET: CARTAS DE PRESENTACIÓN (PARTE 4 Y FINAL)

¡Hola a tod@s otra vez!

A lo largo de las últimas semanas hemos estado hablando un poco acerca de cómo redactar un CV impecable y de cómo escribir nuestros datos en diferentes perfiles para nuestra búsqueda de empleo utilizando las herramientas que la red de redes, Internet, pone a nuestro alcance hoy día.

Llega ahora el momento de tratar el último punto que suele suponernos un problema en el momento de buscar empleo: la temida carta de presentación. Voy a intentar ayudaros un poco con esto a través de mis experiencias.

CARTAS DE PRESENTACIÓN: REALIDADES Y MITOS

carta_presentacion
Escribir una buena carta de presentación puede resultar frustrante y complicado

A diferencia de un CV o de introducir información en un perfil en un portal de empleo, a la hora de redactar una carta de presentación sí que, en teoría, necesitamos echar mano de nuestra creatividad. No tratamos de recopilar una serie de fríos datos sobre nosotros mismos, sino que al contrario tratamos de darle algo de calor, chispa y humanidad al perfil que hemos desarrollado para estimular el interés y la curiosidad del reclutador/a o del ofertante de empleo al que nos dirigimos.

“…a la hora de redactar una carta de presentación […] necesitamos echar mano de nuestra creatividad…”

Y eso no es fácil. Es más, puede resultar bastante paralizante. En especial si pretendemos personalizar cada carta que realicemos para cada oferta a la que nos presentemos.

Los primeros problemas que nos vamos a encontrar, aparte de no saber ni por dónde empezar a redactar la carta :(, tienen que ver con decidir el estilo que vamos a usar, la longitud de la carta, qué información relevante queremos destacar y cual omitir, y cómo darle al mensaje un algo que lo haga destacar entre el resto.

Mi experiencia: como no soy ni seré nunca un escritor afamado, y no entra dentro de mis virtudes la escritura de prosa de calidad, el proceso de redactar una carta de presentación a mi se me antoja bastante frustrante y cuesta arriba. Y, para qué negarlo, siento que pierdo mi tiempo cuando intento redactar una carta personalizada.

“…el proceso de redactar una carta de presentación a mi se me antoja bastante frustrante…”

Esta es, parar bien o para mal, la realidad de muchos de nosotros/as. Si todos fuésemos brillantes escritores no estaríamos solicitando un puesto de contable, ¿no?.

Ahora bien, el mito es que es estas cartas son clave para destacar y llamar la atención de los reclutadores… algo que, a lo largo de lo vivido en los últimos meses, yo he empezado a dudar seriamente. Luego me explicaré, pero antes…

CÓMO AFRONTAR LA CARTA DE PRESENTACIÓN

Cuando estuve trabajando en mi perfil con mi consultora ella me ayudó a recopilar toda la información necesaria sobre mi experiencia profesional, cómo darle un aire serio y proactivo, y finalmente cómo redactar una serie de documentos con esta información para hacerla brillar: un buen CV, texto para usar en mis perfiles, y finalmente una carta de presentación.

Juntos elaboramos una carta fenomenal con toda la información que, utilizada como base, podía adaptarse a cada oferta a la que aplicase quitando (en general) los trozos que no supusieran una gran ventaja para el empleador, con ánimo de mantener la carta algo más breve.

En general, llegados a este punto os recomiendo que en principio redactéis una carta detallada, en estilo formal sencillo y NO PEDANTE (evitemos fruslerías gramaticales), indicando:

  • Qué oferta solicitáis
  • Porqué os interesa
  • Porqué creéis que encaja con lo que sabéis hacer: indicamos aquí nuestras aptitudes, cómo las desarrollasteis (experiencia profesional previa, estudios, etc.) y qué podemos aportar en particular a la empresa a la que nos dirigimos
  • Cierre invitando a establecer contacto con vosotros en tal dirección de correo o tal teléfono (en este último caso, recomiendo incluir horario en el cual estaremos disponibles para contacto, compatible con los horarios de las empresas a las que nos dirijamos claro)

Que ocupe una cara de un folio DIN A4 máximo, a ser posible. Como dije antes, esta carta nos permitirá jugar de cara a minimizar el trabajo futuro.

Aunque todavía no hemos terminado…

PROBLEMAS EN EL PARAÍSO

Bueno, tenemos nuestra carta enoooorme con todos los detalles, pulida y llena de proteínas. Todo parece genial: vamos a copypastear el texto en todas las ofertas que solicitemos y, cambiando esto y lo otro, lo tenemos hecho.

Pronto descubriremos un problema: en muchos sitios, el espacio permitido para incluir un texto de introducción personal es sensiblemente más corto que lo que ocupaba nuestra carta. Es demasiado texto. No bueno.

“…el espacio permitido […] es sensiblemente más corto que lo que ocupaba nuestra carta…”

Además, incluso si tenemos espacio suficiente para todo el texto existe la posibilidad de que caigamos en una sibilina pero mortal trampa: aparecer como sobrecualificados.

TOCHAZO
Desgraciadamente, es tal como suena

Seamos sinceros/as. Si somos un reclutador y tenemos que examinar tochocientos perfiles al día, y todos y cada uno de ellos vienen de gente que se cree la bomba y te escriben esas parrafadas infumables, pues te entran ganas de suicidarte por la vía rápida :$. En otras palabras: ese tocho no se lo va a leer nadie, y lo que es peor, puede jugar en nuestra contra enviar todo ese texto tal cual, sin importar lo “pulido” que esté.

“…ese tocho no se lo va a leer nadie, y lo que es peor, puede jugar en nuestra contra…”

¿Es entonces un desperdicio hacernos esa carta tan larga?. NOOOO.

Lo que tenemos que hacer es usarla de plantilla y, cuando apliquemos a una oferta, deshacernos de todo el texto que no nos ayude a despertar el interés del reclutador, quedándonos con 2 parrafitos de 4 o 5 líneas máximo cada uno. De esta manera no tenemos que redactarlos desde cero.

“…usarla de plantilla y […] deshacernos de todo el texto que no nos ayude…”

Esas serán las cartas que debemos adjuntar con nuestro CV cuando apliquemos a una oferta. Breves, concisas y al grano, no queremos aturdir a nadie con una ensalada de letras.

Aunque existe una tercera opción…

DEV=NULL (VOID)

El título de este epígrafe no es una errata ni nada por el estilo. Esto que os voy a plantear ahora os puede parecer impensable pero es lo que yo estoy haciendo ahora mismo, y me funciona.

He dejado de enviar cartas de presentación como tales cuando aplico a ofertas de trabajo.

En general creo que resultan reiterativas, no son leídas por los reclutadores (aunque digan que sí, mentirosillos/as :D), son algo que nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos pero que no nos ayuda demasiado a conseguir la entrevista, y en general simplemente añaden ruido a la comunicación.

Recordemos que queremos dar una imagen de profesionales, gente que va al grano y se centra en lo que resulta efectivo en el trabajo.

Hoy en día casi no envío cartas de presentación. Simplemente me dedico a resaltar brevemente mi interés por la oferta X, el tipo de profesional que soy, e invito a contactar conmigo de las maneras A, B o C. Incluyo teléfono y horario de contacto recomendado. Y eso es todo.

“Hoy en día ya casi no envío cartas de presentación…”

Con esto consigo no pasarme de listo y no disminuir mis opciones con un exceso de texto, la concisión indica que valoro el tiempo de otras personas y transmito que mi tiempo está bastante ocupado también, y dejo que mi CV y mis perfiles hablen por mí. Si no les intereso, la carta no lo va a arreglar (recordemos que no somos ningún premio Nobel de literatura), y si les intereso de todas maneras mirarán mi perfil en LinkedIn y no se leerán la carta, osea que…

Esto es lo que yo estoy haciendo actualmente. Os recuerdo a todos/as los que me leéis que no estáis en ningún caso obligados a seguir mi ejemplo. Si seguís con ganas de redactar vuestra carta de presentación, os he dado unas buenas pautas con las que podemos trabajar y conseguir una decente.

“Os recuerdo […] que no estáis en ningún caso obligados a seguir mi ejemplo..”

DESPEDIDA

Bueno, hemos llegado al final de esta serie de post sobre búsqueda de empleo en Internet. He disfrutado mucho contandóos mis experiencias en el tema y lo que, humildemente desde mi punto de vista, creo que funciona y lo que no, con ánimo de ayudaros a ser más efectivos y utilizar mejor vuestro tiempo en esta, de por sí, ardua y ominosa tarea.

Espero haberos sido de ayuda, para lo que necesitéis aquí me tenéis, no dudéis en contactarme.

Saludos,

Adrián

BUSCANDO TRABAJO POR INTERNET: CARTAS DE PRESENTACIÓN (PARTE 4 Y FINAL)

BUSCANDO TRABAJO POR INTERNET: SACANDO MÁXIMO PROVECHO DE NUESTROS PERFILES (PARTE 3)

Crearnos perfiles en redes de empleo resulta crucial en el mundo profesional de hoy
Crearnos perfiles en redes de empleo resulta crucial en el mundo profesional de hoy

¡Hola a todos/as!

En la anterior entrada del blog hablamos un poco acerca de cómo escribir o refinar tu CV para hacerlo más efectivo a la hora de llamar la atención de reclutadores y empleadores, teniendo en cuenta la manera en la que funcionan los procesos de selección de personal en la actualidad, las barreras que hay que superar, y los elementos que entran en juego en las búsquedas para mejorar nuestro posicionamiento profesional.

Hacer un buen CV que tenga en cuenta SEO no es algo definitivo pero nos va a ayudar muchísimo. No sólo por el CV en sí, que va a ofrecer más información de manera más accesible a los reclutadores/as, sino de cara al registro y realización de nuestro perfil en múltiples webs y redes de empleo en Internet. Con un CV realizado correctamente, nos vamos a ahorrar tiempo y esfuerzos en esta etapa, como vamos a ver a continuación.

“Con un CV realizado correctamente, nos vamos a ahorrar tiempo y esfuerzos…”

Perfiles en webs de empleo: qué y por qué

Una vez tenemos realizado nuestro CV y estamos contentos con el resultado llega el momento de ponerlo a prueba en nuestra búsqueda de empleo. En la actualidad, esto significa aplicarnos y suscribirnos a cuantas redes de empleo conozcamos, y crearnos perfiles en todas y cada una de ellas.

En portales de empleo como Infojobs o Monster podemos crearnos un perfil y realizar búsquedas de ofertas de trabajo que nos puedan interesar. El proceso de creación de un perfil implica reconstruir en cierta medida nuestro CV y, generalmente, ampliarlo sobremanera dado el mayor espacio disponible en estas webs para reflejar información sobre nuestro pasado profesional, aptitudes, conocimientos, etc.

“El proceso de creación de un perfil implica reconstruir en cierta medida nuestro CV y, generalmente, ampliarlo…”

Estos portales resultan, pues, herramientas muy potentes para encontrar un empleo dado que todos los días se añaden nuevas ofertas de trabajo. Todos los días existe la posibilidad de encontrar el puesto que quieres en el lugar que necesitas. Y no sólo esto, sino que lo más potente que estos sitios de Internet ofrecen es la posibilidad de realizar búsquedas automatizadas periódicas, aunque sobre esto hablaremos más adelante, al final de esta entrada.

Existen muchos de estos portales de empleo, generalistas como los mencionados antes, pero también existen otros más especializados como Hays, centrado en puestos relacionados con ingeniería e industria, o Multilingual Vacancies para personas que conozcan varios idiomas en puestos de trabajo donde esta sea una aptitud imprescindible. Hay muchísimos, de verdad. Al ir refinando la búsqueda e ir viendo los tipos de trabajo que os gustan y para los que estáis capacitados iréis encontrando portales de empleo cada vez más especializados, lo que es bueno puesto que allí es donde vamos a encontrar las ofertas más interesantes para nosotros/as en la mayoría de los casos.

“Existen muchos de estos portales de empleo, generalistas como los mencionados antes, pero también existen otros más especializados […] allí es donde vamos a encontrar las ofertas más interesantes para nosotros/as…”

POR DÓNDE EMPEZAR: Linkedin

Mi recomendación es que os hagáis un perfil portentoso en LinkedIn y en la Red EURES de la Unión Europea. Este último más que nada por si tenéis pensado buscar empleo más allá de las fronteras de España, lo cual, desgraciadamente, puede tener que ser necesario llegado el momento, dada la “mejorable” situación económica actual de nuestra maltrecha nación, por mucho que los medios de comunicación hablen de brotes verdes y demás. Pero no es el momento de entrar en esto ahora.

“Mi recomendación es que os hagáis un perfil portentoso en LinkedIn y en la Red EURES de la Unión Europea”

Haceros un buen perfil en LinkedIn, de verdad, incluso aunque nunca vayáis a buscar empleo directamente en esta red social. Yo tengo que admitir LinkedIn, para el mercado español, tiene mucho que mejorar: muy raramente me he encontrado con ofertas atrayentes allí. Ahora, el objetivo no es usar este servicio como un Infojobs al uso, sino más bien como una suerte de Facebook profesional. Es decir, para establecer contacto con amigos por motivos de trabajo y, especialmente, con profesionales y poder así acceder a un número mayor de contactos. Nunca se sabe si por ahí te puede venir una oferta.

“Haceros un buen perfil en LinkedIn […] el objetivo no es usar este servicio como un Infojobs al uso, sino más bien como una suerte de Facebook profesional”

Yendo más al grano, ahora veréis la importancia de haberos hecho un buen CV desde el origen. Cuando estemos realizando y escribiendo nuestro perfil en LinkedIn podemos utilizar la información contenida en el CV y copiarla directamente tal cual a nuestro perfil, de hecho lo ideal es que digamos exactamente lo mismo tanto en nuestro CV como en nuestro perfil. LinkedIn te ofrece la posibilidad de expandir grandemente esta información, claro está, pero hagámoslo con sentido: manteniendo un estilo narrativo similar e incluyendo información adicional de nuestros logros y capacidades como proyectos y presentaciones que hayamos subido a portales como Issuu o Slideshare (recientemente adquirida por LinkedIn).

“Cuando estemos realizando y escribiendo nuestro perfil en LinkedIn podemos utilizar la información contenida en el CV y copiarla directamente…”

De esta manera podemos ampliar y dar una visión más redonda y completa de lo que ofrecemos como profesionales y, aún mejor, aparecer en las búsquedas que, sin duda, los reclutadores harán por Internet en caso de que nuestro perfil les parezca adecuado para un determinado puesto.

Dedicadle el tiempo que sea necesario. Haceos una foto para el perfil en un fotógrafo profesional, y que os dé una copia digital que podáis retocar en casa. Poned una buena imagen de marco. Dadle forma, en definitiva.

Os recomiendo que os hagáis perfil en la Red EURES, incluso aunque no penséis en salir de España para buscar trabajo por Europa. El servicio resulta sencillo de usar y en este portal podemos crear un magnífico y muy detallado perfil y, lo mejor de todo: exportar todo ese texto desde el perfil de EURES a otros perfiles resulta súper sencillo.

Recomiendo guardar copias en vuestro ordenador / Dropbox de todos estos textos que incluyamos en nuestro perfil para poder utilizarlos en el resto de perfiles que nos hagamos. Y por si acaso :).

Perfiles mil

Bien, tenemos nuestro súper CV y nuestro turbo LinkedIn / EURES. Ahora es el momento de registrarnos en tropecientos portales de empleo, cuantos más mejor.

“Ahora es el momento de registrarnos en tropecientos portales de empleo, cuantos más mejor”

Lo sé: es lo más tedioso y horriblemente repetitivo que hay, pero es lo que hay. Tenemos que hacerlo. No es imprescindible que nos registremos en todos a la vez, pero sí hacerlo poco a poco, y sobre todo en los más especializados en nuestro área de expertise que nos vayamos encontrando.

“No es imprescindible que nos registremos en todos a la vez, pero sí hacerlo poco a poco…”

Es también el momento de hacernos unas buenas cartas de presentación, aunque sobre ello hablaremos en una próxima entrada. Pero para empezar os puedo decir que necesitaremos al menos 2: una más larga y detallada, y una versión “Reader’s Digest” cortita de no más de 2 párrafos.

Ante la duda, si no sabemos qué poner como carta de presentación podemos simplemente indicar nuestro interés en el puesto ofrecido en la oferta de trabajo X e invitar al seleccionador / reclutador a que visite nuestro perfil de LinkedIn y descargue nuestro CV. Honestamente, es muy posible que la mayoría prefiera la brevedad antes que un tocho escrito infumable. Oh, vaya, lo siento, me estoy dispersando :$.

Volviendo al tema de los perfiles, como decía 2 párrafos más arriba es necesario que nos registremos en todos cuantos podamos, puesto que así llegaremos a más ofertas. Como tenemos ya hechos tanto nuestro CV como nuestro LinkedIn / EURES, registrarnos en perfiles adicionales no va a resultar tan mortalmente tedioso como parece, puesto que en muchos casos (no en todos) vamos a poder hacer ctrl + c y ctrl + v de toda nuestra información, lo cual nos llevará unos minutos y no unas horas. Con la ventaja de que la información está ya perfeccionada y adecuada a nuestros propósitos: es decir, lo que necesitamos contar de nosotros es consistente en todos los casos, y además hemos trabajado en ello previamente.

“Como tenemos ya hechos tanto nuestro CV como nuestro LinkedIn / EURES […] en muchos casos (no en todos) vamos a poder hacer ctrl + c y ctrl + v de toda nuestra información”

Lo que quiero decir con esto es que habiendo trabajado esta información previamente nos ahorraremos mucho trabajo y quebraderos de cabeza, al no tener que alterar todos nuestros perfiles si, por la razón que sea, queremos cambiar alguna información sobre nosotros para reflejarla mejor. Es por ello que hacerse un buen CV y un buen LinkedIn de origen es tan importante. La idea es quitarnos trabajo después, y sobre todo trabajo tedioso e inacabable a medida que acumulemos perfiles por todas partes.

“…hacerse un buen CV y un buen LinkedIn de origen […] es quitarnos trabajo después…”

LO MEJOR PARA EL FINAL

Bien, poco a poco nos vamos haciendo perfiles en todas las webs habidas y por haber con las que nos vamos topando en nuestra búsquedas de empleo en Internet. Podemos echar un ojo todos los días para ver qué se ofrece de nuevo, y solicitar puestos de trabajo para los que tenemos conocimientos y aptitudes que encajen con lo ofertado.

Ese y no otro es el motivo por el que nos registramos, nunca hemos de olvidarlo. Pero también podemos hacer que estas webs trabajen para nosotros y nos ahorren muchísimo tiempo.

Lo que voy a contar ahora no es ningún secreto, y seguramente muchos de vosotros/as ya sabéis de esto. Esto lo escribo para los que no.

Podemos hacer búsquedas de empleo, por ejemplo en Infojobs, utilizando las consabidas palabras clave para reducir el espectro de nuestra búsqueda a empleos que realmente nos interesen y nos permitan crecer como profesionales, o bien a posiciones de entrada si nuestra experiencia profesional no resulta tan dilatada. Refinemos esas búsquedas con las herramientas que estos portales nos ofrecen, y después GUARDÉMOSLAS y hagamos que el portal nos las realice todos los días, por ejemplo, y nos envíe un Email a nuestra dirección de correo preferida con los resultados.

“Podemos hacer búsquedas de empleo […] utilizando las consabidas palabras clave […] y después GUARDÉMOSLAS y hagamos que el portal nos las realice todos los días…”

Es más, podemos guardar diferentes búsquedas con diferentes palabras clave en un mismo portal, y mandarnos diferentes Email periódicamente con los resultados. No todos los portales de empleo poseen este tipo de herramientas sofisticadas, y en esos casos no os queda más remedio que la consulta diaria, pero los que ofrecen esto os permiten tener un poder en la búsqueda de empleo realmente tremendo.

“…podemos guardar diferentes búsquedas con diferentes palabras clave…”

Todos los días recibo múltiples correos con todo tipo de ofertas de trabajo especializado hasta el punto en que no tendría tiempo suficiente de contestar a todas, y puedo permitirme esperar hasta encontrar una que realmente me guste. Estas búsquedas automáticas son una herramienta increíble para la búsqueda de empleo, en serio, y hacen que registrarse en todo tipo de webs de empleo merezca muchísimo la pena. Os recomiendo muy encarecidamente que las utilicéis con profusión, pero también con cabeza.

Bueno, una vez más hemos llegado al final de una entrada. Espero nuevamente haberos servido de ayuda. Nos leemos en la próxima entrega de esta serie, donde hablaré brevemente sobre cartas de presentación.

Saludos,

Adrián

BUSCANDO TRABAJO POR INTERNET: SACANDO MÁXIMO PROVECHO DE NUESTROS PERFILES (PARTE 3)

Buscando trabajo por Internet: cosas que funcionan y cosas que no… (Parte 1)

Bueno, hola a todos de nuevo. Tras muchos meses, aquí está Adrián de vuelta al Blog. Mucho tiempo ha pasado desde la última entrada, la vida me ha mantenido ocupado. Pero llevo un tiempo dándole vueltas a un cierto asunto sobre el cual quería escribir y entrar en detalles.

Estamos en octubre casi en noviembre de 2015 y, después de las prácticas en Gullón (por las que estoy inmensamente agradecido), y de la ceremonia de graduación del Master MGI en abril, me encuentro actualmente trabajando en el RU para una empresa de alimentación, dando pasos adelante en mi carrera profesional.

“…¿qué ocurrió entre mayo y agosto de este año, durante esos 3 meses y medio?. Estuve buscando empleo activamente por Internet…”

Sin embargo, ¿qué ocurrió entre mayo y agosto de este año, durante esos 3 meses y medio?. Estuve buscando empleo activamente por Internet, y sólo por Internet. O mejor dicho, tratando de entender cómo funciona el proceso para obtener mejores resultados y, en definitiva, conseguir el puesto de trabajo que quería y dónde quería (en el extranjero, por razones largas de explicar, quizás para algún futuro post).

Ojalá buscar trabajo por Internet fuera así de fácil...
Ojalá buscar trabajo por Internet fuera así de fácil…

El primer problema que tuve fue elaborar un buen CV. Todos tenemos nuestras ideas de cómo hacer esto, mejor o peor. Que si pongo mi experiencia primero, que si no tengo experiencia relevante qué pongo, que si estudios primero, que si tal, que si foto, que si cual, etc. En este sentido importa tanto los datos que incluimos así como la manera en que los describimos.

“El primer problema que tuve fue elaborar un buen CV…”

El segundo problema fue registrar mi perfil personal en absolutamente todos los portales de empleo que pude. ROLLAZO pero muy necesario. Entraremos en detalles más adelante.

El tercer problema es entender qué es lo que se busca en el tipo de trabajo que quiero, dónde buscarlo, cómo buscarlo: en definitiva, manejar y comprender cómo funcionan las palabras clave, cómo utilizan las búsquedas las personas que trabajan en los portales de empleo, cómo seleccionan a los candidatos… cómo ponerse en su piel y hacerles la vida más fácil.

“El tercer problema […] manejar y comprender cómo funcionan las palabras clave…”

Y luego, por supuesto, las entrevistas de trabajo, que también se las traen.

Estos y otros asuntos serán los que iré desgranando en futuros post de esta serie para que todos vosotros podáis beneficiaros de lo que (según mi experiencia) me ha funcionado, y de lo que no, ahorrándoos tiempo y posiblemente dinero.

Estad atentos pues a los próximos días.

Saludos,

Adrián.

Buscando trabajo por Internet: cosas que funcionan y cosas que no… (Parte 1)

Fin de las prácticas en Gullón: Reflexiones

¡Hola a tod@s!

Ha pasado ya casi un mes desde el final de mis prácticas en Gullón y creo que llega el momento de hablar de mis experiencias allí, expresar mis ideas y poner un poco de orden, antes de que todo se enfríe demasiado.

A estas alturas ya tengo entregada, corregida y evaluada la memoria de prácticas, y finalizado en Master MGI (a espera de asistir a la ceremonia de graduación este próximo sábado 18 de abril en Madrid).

“…estoy muy agradecido por la oportunidad…”

Lo primero que tengo que decir es que estoy muy agradecido por la oportunidad. Gullón es una empresa enorme, con un nivel de producción espectacular, que maneja un portafolio de productos colosal dentro del mercado de las galletas. Simplemente conocer esa actividad por dentro es genial, la verdad. Aunque sólo sea por mera curiosidad.

“…contento también por haber podido formar parte del equipo de Calidad, con responsabilidades y autonomía…”

Estoy contento también por haber podido formar parte del equipo de Calidad, con responsabilidades y autonomía para llevar a cabo las diferentes tareas del puesto de trabajo. He intentado ser un miembro productivo del equipo siempre, lo cual se me ha permitido y creo que al final lo conseguí. He de decir que, afortunadamente, los compañeros del equipo me han ayudado siempre y me han enseñado y dejado aprender en todo momento.

En este sentido, me siento orgulloso de haber podido llegar a dominar en gran medida el sistema informático de la empresa, el tándem Docal + SAP Netweaver. Al principio estos programas, por su complejidad (especialmente SAP), me intimidaban un poco, pero ya en la primera semana manejaba ciertos módulos de SAP con soltura, y al final del primer mes sólo me restaba ir ampliando el manejo con las distintas situaciones que se nos iban presentando en el trabajo.

Me ha gustado mucho poder aprender tanto sobre producción industrial en el sector alimentario, la problemática habitual, las certificaciones y normas a aplicar, y en general la libertad para ir encajando todas estas facetas de aprendizaje a un ritmo continuo pero constante en mis propios esquemas mentales.

“…me siento afortunado por haber recibido la confianza dentro del Dpto. de Calidad…”

Al final del periodo de prácticas me he sentido plenamente productivo (haciendo y recibiendo llamadas y correos, ejecutando cualquier tarea sin mayores problemas, firmando limpiezas de maquinaria, realizando recorridos higiénicos, gestionando FPNCs de todo tipo, etc.) y muy a gusto dentro del rol que me tocaba. Como ya he mencionado, me siento afortunado por haber recibido la confianza dentro del Dpto. de Calidad para haberlo podido llevar a cabo satisfactoriamente.

Si tuviera que poner algún pero, y por ponernos estrictos porque no me creo con ánimo de quejarme, sería no haber podido establecer una relación más estrecha con el Director de Calidad para poder mostrarle mis progresos, así como no haber tenido la ocasión de demostrar más todo lo que puedo aportar a mayores (idiomas, MS Office). No obstante, me cuesta imaginar prácticas más completas que estas en lo que a enfocar mi futuro respecta, especialmente por la perspectiva del sector que he podido obtener.

Realmente hay muchas más cosas que podría contar y concretar, y muchas anécdotas, pero tampoco quiero extenderme. Muchas gracias a todas las personas del Dpto. de Calidad de Gullón II: Javier, Anabel, Sandra, Beatriz, Leticia, Alberto, Laura y, especialmente, Míkel, vaya crack :D. Os hecho de menos a tod@s. Y por supuesto, muchas gracias a todas las personas del laboratorio que, por circunstancias, tuvieron que acogernos a los de Calidad y que tan bien nos trataron. Y a muchas otras personas que no voy a mencionar pero que por supuesto están en mi corazón, claro.

Y bueno, eso es todo.

Saludetes,

Adrián A. García

Fin de las prácticas en Gullón: Reflexiones

Frío glacial…

Saludetes a tod@s. Nueva entrada en el Blog, en esta ocasión debido a algo como lo que se ve en esta imagen…

No es mi coche pero bien podría haberlo sido...
No es mi coche pero bien podría haberlo sido…

Esta mañana noté un frío salvaje al salir de casa, totalmente glacial. El coche estaba más congelado que el lago Baikal… me costó un buen rato deshelarlo, tuve que usar alcohol en el parabrisas (viejo truco). El caso es que al arrancarlo, me fijo en el indicador de temperatura exterior: ponía -16°C. “No puede ser” me digo… pero era. Empiezo a notar que las manos me duelen horriblemente, sujetar el volante es un suplicio por lo helado que está, mi cuerpo tiembla incontroladamente, la temperatura es de congelación instantánea.

No he pasado un frío tan atroz en mi vida, una sensación tan heladora tan profunda y tan rápida. Se te escapa el calor y la vida a la velocidad de la luz. Donde más se nota es en las manos, es que dejas de sentirlas súper rápido y todo lo que percibes es dolor, y punto. Eso en unos segundos en el exterior. ¡Pero que frío, la leche!.

Así que ahora ha dejado de nevar, pero a cambio en Aguilar estamos pasando un frío que pa qué. Ni siquiera Salamanca es tan fría. Y eso es todo por el momento. Bueno, un saludo y hasta la próxima.

Adrián A. García

EDIT: una imagen del día siguiente, en el que hizo -9ºC

Panel de control de mi coche. No hagáis caso de la hora, que el reloj está como una cabra xD, pero el termómetro sí que es fiable. Lamento no haber tomado una foto de los -16ºC, temperatura récord para mí.

Pero bueno, no todo es malo cuando nieva. También se producen imágenes como la siguiente, que yo encuentro inolvidables…

De camino a mi coche, este es el paisaje de campos nevados que, una semana después del temporal, todavía puede contemplarse en Aguilar.
Frío glacial…

Año de nieves…

¡¡¡Saludos!!!

Bueno, se cumple la segunda semana de prácticas en Gullón, en Aguilar de Campóo (no sé si el acento va en la primera o en la segunda “o”).

Seguimos aprendiendo a realizar las tareas que me encomiendan, las que van a asociadas al puesto de técnico en el dpto. de Calidad, en producción. Poco a poco me voy sintiendo más cómodo en el puesto, y qué puedo decir, estoy a gusto en el lugar.

Salvo por un pequeño detalle: el clima de Aguilar tiene un punto extremo con el que me va a costar hacer las paces. Para ir al grano: las nevadas que estamos sufriendo este enero son de aúpa, algo a lo que un salmantino de pro como un servidor no está acostumbrado, honestamente.

“…el clima de Aguilar tiene un punto extremo con el que me va a costar hacer las paces…”

Para muestra un botón: la nevada del pasado jueves 22 de enero…

Nevada en Aguilar de Campoo 01 (22/01/2015)
Mi pobre Astra enterrado bajo casi 30 cm de nieve. No pudo moverse ni para adelante ni para atrás.

Había visto el pronóstico del tiempo la noche anterior y sabía lo que podía encontrarme esa mañana. Aún así, nada te prepara para esto si no estás habituado.

Ya llegar al coche fue toda una experiencia: había unos 40 cm de nieve en el suelo, en algunos puntos incluso más. Me pasé un buen rato retirando la nieve del parabrisas, de los faros… pero al final no sirvió de nada porque sacarlo de allí era imposible.

Para llegar a la fábrica de Gullón no quedaba más remedio que ir a pata. Con mis zapatos normalillos y mis vaqueros. No hay mucha distancia, como unos 15 minutos andando desde mi apartamento. Pero esos 15 minutos, en un día como este, pueden ser épicos.

“…15 minutos, en un día como este, pueden ser épicos…”

Nevada en Aguilar 02 (22/01/2015)
El paisaje a los lados de la carretera, camino de la fábrica, era como veis. No podía distinguirse el borde. Me caí varias veces… había restos de caídas de otros antes de mí, como guantes, gorros y alguna cartera. En fin…

Nunca me he sentido menos preparado para algo, o al menos que yo recuerde. A cada paso que daba me daba la sensación de que iba a rodar por el suelo irremediablemente… cosa que de hecho pasó, 2 veces. No había forma de saber cómo era la superficie debajo de toda esa nieve.

Nevada en Aguilar 03 (22/01/2015)
El paisaje de la carretera era Minnesottesco, como sacado de Fargo. Mejor será que me compre unas polainas y unas raquetas para la nieve, tengo prácticas hasta abril…

Alguien paró su coche para indicarme que había perdido una pareja de guantes… que no eran míos. En fin. Justo antes de llegar a la rotonda el Jefe de Sistemas de Gullón me recogió en su coche y me llevó hasta la fábrica: gracias al cielo que apareció este hombre.

Tuve que quedarme a comer en la fábrica claro, un par de sandwiches de queso y chorizo. Mejor que nada.

Por la tarde volvimos un grupo de 4 personas de la fábrica por la carretera, de noche, pero llegamos sanos y salvos a casa. Menuda aventura, aunque salimos airosos. Quién sabe cuántas más me esperan durante mi estancia en Aguilar…

EDIT: semana del 2 al 8 de febrero de 2015

Esta semana ha habido un temporal fortísimo que ha generado las mayores nevadas en décadas aquí en Aguilar. La nevada de hace 2 semanas es un juego de niños comparada con estas. Y es que ha estado nevando durante toda la semana.

Como os podéis imaginar, coger el coche ha sido tarea imposible. Sólo los todoterrenos han salido airosos del reto, y con muchas dificultades. Ilustremos el asunto con unas imágenes para que se entienda mejor lo que quiero decir…

De camino al trabajo en la fábrica de Gullón desde mi casa. El coche estaba enterrado bajo 50 cm de nieve como mínimo, así que tocó hacer el camino a patita. Aunque no lo parezca eran las 4 de la tarde… no se veía nada.
Siento el dedito a la izquierda, pero es que sujetar el móvil con el viento helador que hacía era muy complicado. La fábrica adonde me dirigía está al fondo a la izquierda.
Este era el aspecto de la calle enfrente de mi casa. Los coches estaban enterrados bajo cantidades considerables de nieve.
Otra foto con el mismo tema. Apenas se distingue la carretera de la acera.
Casi medio metro de espesor tenía la nieve a la altura del portal de casa.
Año de nieves…